Debemos decir ¡Gracias!
Agradecimiento
Tú ... Te ... Vas ...

horizontal rule

Debemos decir ¡Gracias!

Por: Lcdo. Gerardo Calles

Octubre de 1990

Me han solicitado que escriba sobre los comienzos, las etapas y desarrollo del "CEAS". Ante este pedido, lo primero que surgió en mí, fue un sentimiento de gratitud hacia tantas instituciones y personas que arrimaron el hombro para hacer posible nuestro trabajo, por ello he creído conveniente olvidar los formalismos y la cronología; escribir sobre el "CEAS", sencillamente, dejándome llevar por mis sentimientos y recuerdos, mencionando personas y hechos, tal como vayan apareciendo.

Keven le Morvan, es un amigo de los primeros pasos del "CEAS", de él aprendimos como organizar una cooperativa. Aún camina por América Latina, llevando su mensaje de cooperación y organización a los sectores populares. Antes, el Dr. Rodolfo Reszhozy nos enseñó una teoría sobre ellas, teoría que ha enriquecido al movimiento cooperativo mundial.

Recuerdo con mucho afecto a Lucas D`Haese - el señor Luquitas - hombre de profunda fe, enamorado de su trabajo, apasionado por servir. Amaba de verdad a los indígenas.

Conocí a Monseñor Proaño durante una entrevista para un programa radial. Los temas sociales que Monseñor planteó en ella, nos condujeron a una conversación fuera de la entrevista. Yo asumí el papel de acusador, llamando a la Iglesia aliada de los poderosos, "opio del pueblo", parte de la superestructura, etc., Monseñor no la defendió, más bien añadió críticas a las mías. Quedé "loco"; nunca había oído hablar así. A poco de este encuentro, el Padre Modesto Arrieta me invitó a un curso sobre Cooperativismo y Desarrollo, a cargo del Dr. Reszhoazy. Terminado el curso y luego de largas y "sesudas" discusiones, nació el "CEAS".

Acompañamos, en su lucha por la liberación de los indígenas, a Monseñor Proaño, más de 25 años. Estos últimos a Monseñor Víctor Corral.

Luis de Ryckel, por muchos años dirigente del CEDES, organización Belga de ayuda al desarrollo, fue un puntal para el "CEAS"; sus consejos y guía permitieron trabajar con mayor técnica y recibir el aporte de voluntarios belgas. En esta época el "CEAS" envió algunos de sus socios a Bélgica y Alemania para que se especializaran en Cooperativismo y Desarrollo.

Alain Dubly, Daniel Nagant, Nicole Carton hicieron aportes importantes al "CEAS", una nueva dimensión del trabajo surgió de muchas horas de reflexión: la educación concientizadora. La Fundación Interamericana, OXMAN, Justicia y Paz del Canadá, CEBEMO, Fastenactic, Action de Careme sin condiciones, proporcionaron parte de los fondos. Este trabajo educativo, basado en el diálogo, llegó a cubrir 240 comunidades en la Provincia, generando nuevas ideas en los habitantes del sector rural.

El lema "aprender a pensar" dio sus frutos y muchos aprendieron, realmente, a pensar con su propia cabeza (nos incluímos en el aprendizaje).

No puedo dejar de mencionar, de manera especial, a una persona a la que no tuve el honor de conocer físicarnente, pero conocí su solidaridad con el "CEAS", me refiero al Sr. Leon Schombrot (Q. D. D. G.), Dirigente de SOS/PG; su solidaridad permanente con nosotros salvó al "CEAS" en horas de apuro.

El matrimonio de Martha y Mauricio, dirigentes de Partage Sans Frontieres, tienen un lugar especial en nuestro corazón. Ellos, durante muchos años, cuando algunos nos daban las espaldas por malos entendidos, confiaron en nuestra capacidad. Valoramos mucho su cariño y amistad.

En España vive un amigo: Valentín de Lucas. ¿Cómo estás, Vale? compañero de tantas luchas. Durante muchos años educando al pueblo. ¡Cuántas jornadas duras nos tocó compartir, en el intento de elevar la conciencia del pueblo!.

Muchos socios del "CEAS" ya no están, se retiraron por varios motivos: Alonso Bustos, Juan Limaico, Fausto Pillajo, Aurora Vásquez, Benedicto Quinaluisa, Miguel Zambrano y tantos otros, cuyo sacrificio permitió que esta organización creciera en su capacidad de servicio. Es justo reconocer y agradecer su dedicación y valioso aporte. Las puertas del "CEAS' , siempre están abiertas para ustedes: ¡amigos!.

Muchas veces nuestra acción trajo problemas. Preguntar a la gente: qué es justo o injusto, qué es bueno y malo, quiénes son responsables de nuestra situación de pobreza y explotación, cuál es la conducta de mucha gente que nos rodea con el afán de sacar provecho de nuestra ingenuidad, trajo situaciones, hasta violentas, que se superaron con valor. Pero también produjeron complicaciones familiares, por ello debe rendir pleitesía a las esposas de los miembros, a sus hijos, a sus padres y hermanos, ellos han seguido nuestra trayectoria de lucha y de trabajo. Sólo su amor pudo soportar largas horas el retorno de quienes estaban en el campo en reuniones de educación, trabajo y organización. Ellos, pensando siempre en los peligros de los malos caminos y en la violencia de los resentidos.

Los actuales miembros, cuya lista consta en esta publicación, continúan la obra de tantos años. Muchos de ellos, como Ciro Cazar, Guillermo Burbano, César Altamirano y Elda López, llevan más de 20 años como socios. Ellos son claro ejemplo de fidelidad a los pobres. Han encanecido en la dura brega por proporcionar mejores días a los más necesitados. A mí me cupo la felicidad de celebrar los 30 años del "CEAS" con mis 30 años de trabajo en este Centro. Que Dios me de la alegría de otros 30 más.

Estos últimos años, voluntarios italianos de la IBO prestaron su contribución al "CEAS", Stefano Stefanelly, Enrico Antoniazy, Claudio Fletcher, son personas muy recordadas entre los campesinos.

Como podrán colegir, mis amables lectores, el "CEAS" es producto de la colaboración de mucha gente. Cientos de amigos anónimos y miles de manos generosas han hecho posible llevar a los sectores más pobres del campo: una palabra de esperanza, un techo, leña para cocinar, un bocado de agua, un pedazo de pan, un camino, un puente, conocimiento sobre sus derechos, un amable saludo a sus parientes lejanos, una piecita musical.

Debemos decir: ¡Gracias! Gracias a tantas instituciones y personas. Gracias a cientos de campesinos de manos fértiles, de voz madura, de ánimo decidido y corazón valiente que hicieron germinar el bien, en tantas ideas y proyectos y más que todo, por ayudar a despertar una conciencia de dignidad como seres humanos hechos a imagen y semejanza del mismo Dios.

Seguimos laborando: Combatiendo el desierto, producimos millones de árboles, tendemos miles de metros de tubería para agua potable, distribuimos miles de ovejas, enseñamos artesanías, los pobres dicen su palabra - el micrófono de nuestra Radio está a su servicio -, creamos fuentes de trabajo, recreamos, protegemos y recuperamos la naturaleza. Hacemos, calladamente, el trabajo de peones, lo cual nos enorgullece.

Conscientemente participamos en la construcción del templo vivo, que es el hombre;

con una sola motivación: El Cristo que nos llamó siempre a ser corresponsables de la Iglesia y a estar al servicio de los pobres, sin distinción de credo, raza, sexo y edad. Debemos decir: Gracias, por esta oportunidad de servir.

up.gif (165 Byte)top

horizontal rule

Agradecimiento

El Centro de Estudios y Acción Social "C.E.A.S." de Riobamba, expresa su agradecimiento a todos los organismos amigos, que han hecho posible su trayectoria en el trabajo con los marginados de la provincia de Chimborazo.

Un especial reconocimiento para PARTAGE SANS FRONTIERES, LACIM, SOS/PG, OXFAM, CEBEMO, BROEDERLIN-DELEN, SOLIDARITE, ENTWICKLUNGSHILFE-KLUB - MISEREOR - C.C.F.D. y otros.

A la Diócesis de Riobamba y a su Obispo Monseñor Víctor Corral, a los Equipos Pastorales, a las Instituciones Públicas y Privadas, locales y nacionales.

A los miembros y trabajadores del CEAS, que han entregado y siguen entregando parte de su vida al servicio de los pobres. A los jóvenes colaboradores que han sido sensibles al llamado de la causa de los marginados.

A los amigos beneficiarios de los programas con quienes seguimos compartiendo sus anhelos, sus esperanzas, las luchas y los éxitos en el camino en la búsqueda de la liberación.

Riobamba, Octubre de 1990

Napoleón Jaramillo L.
PRESIDENTE DEL "CEAS"

up.gif (165 Byte)top

horizontal rule

Tú ... Te ... Vas ...

Tú ... te vas ...
pero quedan
los árboles que sembraste,
como quedan
los árboles
que antes ya sembraron otros.

Los árboles
darán fruto
y darán también semillas.
Las semillas
cultivadas
convertiranse en árboles.

Tú ... te vas ...
pero quedan
los árboles que sembraste:
más árboles
y más frutos
y más fecundas semillas

Mons. Leonidas E. Proaño

horizontal rule

al início de esta páginatop / início de página | © ejw, chevara | 25.06.2004
para homepage del C.E.A.S.
Presentación del C.E.A.S. ] La Mujer en el caminar del "C. E. A. S." ] El pensamiento y la presencia de los indígenas en el " C. E. A. S." ] La "Radio Promoción" en la Provincia de Chimborazo ] Programa de Agua del CEAS ] CEAS: Programa "Escuela y Tienda del Tejido", Tintes Naturales ] El Programa Forestal del "C. E. A. S." ] [ Debemos decir ¡Gracias! Agradecimiento Tú ... Te ... Vas ... ] fotos de visita al CEAS en el julio de 1997 ]