La Mujer en el caminar del "C. E. A. S."

Por: Bertha Moreno Romero

Octubre de 1990

1.- Antecedentes históricos: En las diferentes civilizaciones, la mujer ha sido marginada, relegada, menospreciada, sin voz en la familia, en el hogar, en la comunidad.

El "CEAS" en su etapa de organización 1960, convoca a la participación de la mujer, tal es así que en la estructura de la organización figuran once señoritas y el nombre de una mujer como Secretaria. La Señorita Laura Arellano, es decir, se da la presencia de la mujer desde su inicio.

2.- Primera Etapa: En el trabajo mismo del "CEAS", en las acciones con las Cooperativas se valoran el trabajo de la mujer y se hace la labor conjuntamente en las cooperativas forestales; con mayor presencia en las cooperativas de ahorro y crédito, muchas de ellas en la dirigencia con una participación activa tanto en la organización como en la ejecución.

3.- Segunda Etapa: La mujer en Chimborazo en la década del 70 - 80, soporta un panorama sombrío en el aspecto social, económico, cultural y político y mucho más la mujer campesina, habitando fuera de los centros inervados que disponen de todos los servicios básicos, agua, luz, alcantarillado, transporte y mucho peor los servicios administrativos y comerciales.

La Vivienda es una choza hecha de tapial (paredes de tierra) y en los peores casos en un hueco cavado en el suelo y con puerta de palos y en su único cuarto, cocinan con leña o paja; sin las mínimas condiciones de salubridad para el ser humano, incluso viviendo junto a los cuyes.

La Salubridad. Es deplorable con una desnutrición significativa: gastroenteritis, tuberculosis y una tasa de mortalidad elevada, como consecuencia de una convivencia infrahumana, un medio natural erosionado, seco, clima duro, lo que da inseguridad en la agricultura, desinformación de la mujer en un mejoramiento adecuado del hogar.

Lo Económico. La mujer campesina entra poco en el circuito monetario, es el hombre quien se encarga del manejo económico y en muchos casos de los matrimonios jóvenes el suegro o la suegra, a esto se suma la explotación en el mercado que es descarado por las revendonas, (mestizas) las mismas que por medio de insultos, amenazas, arranchan, ya sea animales domésticos o pequeñas porciones de cereales o huevos, imponiéndo los precios a pagar; en la parroquia la explotación es a todo nivel: el teniente político, el chichero, el tendero, el tinterillo, el compadre; todos forman una mafia para explotar a los campesinos, así deudas pequeñas se hacen impagables por los intereses que en muchos casos se triplican, los mantienen por largos años esclavizados para de esa forma tener mano de obra para sus tierras sin costo y la servidumbre de las mujeres.

En este mismo aspecto el dinero producto de venta de animales o granos están dirigidos en algunos casos a compra de tierras, en otros para fiestas, o lo peor para juicios o demandas, muy poco para abonos y herramientas, casi nada para educación, médico o medicinas.

En lo Cultural. Según datos de censos de esta década no van a la Escuela el 66 %. Se ha constatado que en la Escuela son pocas niñas las que asisten a ella, no porque la población femenina sea menor, sino por el contrario es que la niña desde pequeña tiene responsabilidades en casa o porque según los adultos ella no necesita ir a la escuela porque no le hace falta, en cambio el varón tiene privilegio, éste si termina la primaria y si tiene suerte y sus padres poseen económicamente van al colegio a la Parroquia en los mejores casos a Riobamba, en cambio las hijas apenas irán hasta tercer grado.

Los Servicios de Desarrollo. No Ilegan a las comunidades alejadas, pobres, sin vías de comunicación, a las comunidades Ilamadas vírgenes; estas se encuentran alejadas de la civilización careciendo de todo, con su habitad en los páramos, con recelo de que alguien entre, porque será para robar, o cobrar la alcabala, será comunista y nos quitaran lo que tenemos porque hasta los cuisitos quitan (miedo provocado por los doctrineros o curas conservadores de la época, como de los mestizos del pueblo).

En el año 1972, en el contexto descrito, el "CEAS" organiza el "Equipo Femenino" para trabajar en las comunidades campesinas tanto de habla quichua como mestizo; Ilenas de ideales, mística fruto de una formación en grupos de jóvenes de avanzada de la Iglesia, con mucha voluntad, motivación cristiana nos lanzamos a tomar el timón del barco.

EI Equipo está integrado por las señoritas: Bertha Moreno, Aurora Vásquez las mismas que están acompañadas por una voluntaria Belga la Señorita Nicole Cartone.

Las zonas elegidas son: Zona de Chambo, Zona de Flores, Zona de San Juan y Zona de Calpi, cada una con 8 comunidades.

El Proyecto inicia con muchas ilusiones de parte de las promotoras; espectativas de los compañeros del "CEAS".

Ya en el trabajo las dificultades: primero con la gente de las comunidades, en especial con los varones, los mayores, las suegras, en no permitir a la mujer joven soltera o casada asistir a los grupos en las que se organiza varias acciones:

La concientización partiendo de la Pedagogía de Paulo Freire: acción reflexión acción - La Praxis -, así se analiza la situación de la mujer y su papel en la sociedad; esto no gusta a los hombres con su mentalidad machista; comienzan los comentarios, el impedir que las mujeres asistan a las reuniones; a más de las reuniones de concientización se combina con algunos trabajos prácticos como tejer, bordar hacer shigras, algunas veces cocinar sus propios productos. Además se organiza cursos de capacitación en el Instituto Tepeyac por una semana en varias ocasiones, asistiendo en promedio 30 participantes.

En este proceso se dan cosas positivas y obviarnente negatives.

Lo más satisfactorio es cuando se sentían protagonistas, en el proceso de conocimiento y reflexión de su situación y ellas propagar soluciones concretas a su problemática, con la participación activa en las organizaciones, sea de 1er y 2do Grado.

En este caminar de varios años 72 - 78 se encontraron valores imponderables, conocimientos fabulosos, todo un poderío en potencia, que hacía falta una pequeña motivación para que aflore.

Se analiza la situación de la mujer desde su papel en dos ópticas, la economía familiar y la organización popular.

Por qué no hablar de la inserción de la mujer en lo político ideológico, en la misma economía familiar, en la influencia indirecta de que ella ejerce en su familia para probar o reprobar ciertos acuerdos y resoluciones, en los mismos chismes o comentarios realizados en su hogar, en el pasto, o en otros trabajos con otras mujeres.

De manera intrínseca podría decirse que la concepción machista está en la mentalidad del hombre y la mujer con una ideología dominante y vertical influenciada por el sistema capitalista, esto se visualiza en la sumisión y dependencia al hombre por ello la violencia y el concubinato.

Si se busca la pureza cultural, por supuesto que se halla en la mujer y estos valores es ella quien los transmite. Por el hecho de tener pocas oportunidades de relaciones con la sociedad, ella mantiene en sí sus conocimientos en el quehacer diario.

El aspecto religioso es una área de disputa entre las sectas, ya que la mujer es presa de creencias, y esto hace que sea más determinante, porque es ella quien transmite ideológicamente a sus miembros de familia, por lo que es acosada por los conquistadores apelando a la ingenuidad.

En las misas de Flores o en las comunidades, la participación de la mujer es activa en la reflexión de la Palabra de Dios, debido a una Evangelización y concientización profunda y concreta que se impartía; por ello las reacciones negativas de parte de los mestizos del pueblo al verse afectados sus intereses, recurrían a maniobras en contra de los Promotores del CEAS, para que los rechacen provocando levantamientos con comunidades en estado etílico y luego directamente agrediendo con palabras soeces, descomedidas y hasta con provocaciones para accidentes, con barricadas en sitios peligros en los caminos o de agresión directa; en esta situación, es cuando estaba presente Monseñor Leonidas E. Proaño, quien infundía seguridad, fe, riesgo, cornpromiso, entrega, reforzaba nuestra mística alimentándonos con su ejemplo, con su mensaje; al hablar con las mujeres les decía el por qué de la actitud agresiva de los mestizos, hablándoles con todo el amor sin acusarlos, sino con toda comprensión de Padre con su mirada brillante y clara, con su serenidad irradiada en su rostro, con su puño apretado hablaba con pasión del Reino:

bullet

Reino de Gracia y Vida.- Que es la fuerza del don gratuito de Dios para todos nosotros.

bullet

Reino de Verdad.- Para que caminemos con la verdad en la luz y no en las tinieblas

bullet

Reino de Amor.- Amándonos los unos a los otros como El nos ama.

bullet

Reino de Justicia.- Apoyando a quien sufre de hambre y sed de justicia, para ser saciado.

bullet

Reino de Paz.- Que esta debe ser fruto de la justicia.

bullet

Reino de Libertad.- Porque Dios es libertad, dignidad, para que seamos libres, dignos Hijos de Dios. Todo esto para llevarnos hacia la felicidad, al gozo del Reino de Dios que empieza en la tierra.

Así mismo les decía:

"a ver si tenemos cabecita, corazón, boca, igualito que el hombre, entonces podemos pensar, sentir, hablar"

y así hablando con su pedagogía y su metodología más haciendo hablar que hablando, unas veces con risas y otras con lágrimas, las mujeres le manifestaban su sentimiento. Taita Proañito no dejarás en nuestra triste vida, así vendrás ayudar, hacer pensar, hacer hablar para que el pueblo ya no traten mal como antes, también en la comunidad, los maridos, para que nos tengan rnás consideración, para nosotros también enseñar a vivir mejor a nuestros hijos.

De esta manera se ha seguido el proceso: aprendiendo y enseñando en la Praxis, hacia la dignificación de la mujer.

Se hace indispensable el continuar acompañando a la mujer campesina sea indígena o mestiza porque sigue relegada y marginada.

En el proceso de desarrollismo de las comunidades ha hecho que la mujer se esclavice mucho más al trabajo físico, ya que el hombre emigra más que antes y tiene mayores oportunidades en todo aspecto sean positivas o negativas, en carnbio la mujer asume todas las responsabilidades como: las labores agrícolas; la responsabilidad en las mingas de la comunidad, en la escuela, en la cooperativa, en la asociación; etc; asistir a las sesiones de la comunidad, de los padres de familia en la escuela, comisiones, de tal manera que ella carga con todo y todas sus actividades son valoradas como una derivación de las tareas del hogar, lo que hace pensar en un trabajo de liberación de la mujer del desarrollismo.

Pienso que es necesario alimentarnos del mensaje de Monseñor Leonidas E. Proaño, del amor, de la verdad, la justicia, la dignidad. Sin pasarnos a extremos, es decir la llamada liberación femenina o el machismo. El camino es la complementación en pro de un mundo más humano, libre, de respeto y empezar la construcción de una NUEVA SOCIEDAD.

horizontal rule

al início de esta páginatop / início de página | © ejw, chevara | 25.06.2004
para homepage del C.E.A.S.
Presentación del C.E.A.S. ] [ La Mujer en el caminar del "C. E. A. S." ] El pensamiento y la presencia de los indígenas en el " C. E. A. S." ] La "Radio Promoción" en la Provincia de Chimborazo ] Programa de Agua del CEAS ] CEAS: Programa "Escuela y Tienda del Tejido", Tintes Naturales ] El Programa Forestal del "C. E. A. S." ] Debemos decir ¡Gracias! Agradecimiento Tú ... Te ... Vas ... ] fotos de visita al CEAS en el julio de 1997 ]